Entrevista realizada al director de INFODESE, D. Juan Marín por la revista ASEGURANZA en Mayo de 2015

Juan Marín 4

¿Qué destaca de la oferta de Infodese frente a otras empresas e instituciones de formación aseguradora?

La oferta de Infodese es una oferta absolutamente diferente respecto de otros centros de formación en seguros. Nuestro atributo diferencial radica en la total especialización en temas técnicos de seguros donde somos el centro de referencia para el aprendizaje de la técnica aseguradora en general y de las modalidades aseguradoras en particular. Y todo ello además (lo cual es también una de nuestras señas de identidad) desde la más absoluta independencia e imparcialidad respecto de influencias de cualquier grupo empresarial, económico o institucional. Nuestra formación es tan rigurosa como universal.

¿Cómo es la adaptación de un centro formativo como Infodese a los avances que vive el sector asegurador?

La adaptación es diaria y constante. Y me refiero a la adaptación desde el punto de vista técnico y jurídico. Rara es la semana o el mes en que no se publica algún tipo de norma legal que, de una u otra forma, cambia, matiza o crea algún aspecto relativo al seguro. Todas estas novedades son puntualmente incorporadas a nuestros cursos, nuestros contenidos y nuestros textos. Somos tal vez el único centro de formación en que esto ocurre.

¿Qué programas y materias de formación son los más demandados este año y cuáles son los principales cambios que ha experimentado la oferta formativa?

Los programas y contenidos más demandados este año son los mismos que todos los años. Conocimientos de técnica aseguradora y teoría del seguro y aspectos específicos de determinadas modalidades aseguradoras donde las “estrellas” siguen siendo las de siempre: Responsabilidad Civil, Pérdida de Beneficios, Valoración, Gerencia de Riesgos, Multirriesgos, Seguros de Daños, y temas similares.

Como la demanda no ha cambiado en lo que a temas se refiere, la oferta, por supuesto actualizada y mejorada, seguirá siendo la misma siempre con el reto de mantener la alta calidad que nos imponemos continuamente.

¿Cuáles son los principales retos a corto plazo para el sector asegurador en cuanto a su desarrollo formativo?

Si hablamos del sector asegurador en general, es decir incluyendo todos sus actores, he de decir que no pinta nada bien el futuro de la formación. Y esto lo afirmo porque la formación en algunos subsectores del sector asegurador no se ve como algo necesario sino prescindible, en unos casos por una absurda arrogancia que lleva a pensar que yo ya me sé todo eso porque llevo no sé cuantos años en el seguro y en otros casos porque creen que la formación es un lujo que no pueden permitirse.

¿El sector de la mediación sigue siendo uno de los grandes demandantes de formación?

Si, entre otras cosas porque los mediadores son los que se encuentran de cara con el cliente y le tienen que explicar la necesidad de hacerse un seguro y otras veces porque tienen que explicar lo inexplicable al tener que servir de correa de trasmisión de decisiones que ellos no han tomado. Y además, y aunque esto sea irrelevante, porque la formación para ellos es obligatoria.

¿Qué formación es la más demanda por la mediación en la actualidad, para qué grupos?

Aquí habría que distinguir entre la formación voluntaria (la que se busca para aprender) y la formación obligatoria (la que se busca para cumplir), conceptos inmiscibles en la mayoría de los casos.

Respecto de la formación voluntaria, a la que dedicamos nuestro mayor esfuerzo y dedicación, la demanda, como ya he dicho antes, se centra en la formación de técnica aseguradora en general y de modalidades en particular.

Respecto de la formación obligatoria, no somos nosotros los más adecuados para responder esta pregunta pues no hacemos un especial énfasis en ella y nos limitamos a dar un servicio a clientes que nos lo demanden. Creo que la demanda de formación obligatoria es artificial y sólo busca el cumplimiento, no importando el medio, de un requisito obligatorio en el que no se tiene una especial fe.

¿Cuál es su valoración sobre el nivel de formación de los profesionales del sector, tanto de entidades como de mediación?

Absolutamente dispar. Como quiera que la formación obligatoria de los mediadores es simplemente un paripé que se cumple con cierta facilidad, el nivel real de formación de los mediadores va a depender de la voluntad de los mismos y, sobre todo, de la necesidad que sientan al tenerse que mover en un entorno difícil y muy competitivo en el que a veces el único toque de distinción que les queda es su formación. En el caso de las entidades aseguradoras hay sensibles diferencias entre ellas y no se puede afirmar que el nivel sea uno determinado. Desde entidades en las que sorprende que se pueda estar en el mercado con tan bajo nivel de conocimiento en sus profesionales hasta otras en las la formación forma parte de su esencia y le dedican un esfuerzo apreciable con un resultado positivo muy notorio.

¿Cuál es el futuro de la formación presencial?

A pesar de los cantos de sirena acerca de su posible desaparición, la formación presencial sigue siendo el rey. La buena formación presencial. La que será sustituida por otros sistemas será la mala formación presencial. Es lógico. Si un profesional (mediador, perito, asegurador, etc.) dedica dos o tres días con todo lo que ello conlleva de tiempo y esfuerzo, y sobre todo de dinero, en acudir a un curso presencial y éste es malo (cosa por cierto bastante frecuente), es normal que se plantee en otra ocasión sustituir esta formación por otro sistema o incluso por nada. Pero si el curso es bueno, sólo habrá una razón por la que tenga que espaciar sus asistencias y es una razón puramente económica.

¿Cuál es el peso de la demanda de formación a distancia?

En la formación obligatoria, inmensa; en la formación “real” tiene el peso que tiene que tener, es decir, relativo y siempre complementario al de la formación presencial de calidad. En el caso de nuestro Instituto, la formación presencial abierta y la formación presencial a medida o in company siguen ocupando una cuota mayor que la formación a distancia.

Juan Marín López
Director
INFODESE

Madrid, mayo de 2015